Santiago de Compostela


Arrancamos la aventura ruteril. Nos esperan más de 3000 km de vueltas por España. Una vuelta de caracol por la península ibérica (cada vez que escucho ibérico pienso en jamón).

Y la primer parada va a ser una ciudad con mucho contenido. Espiritual, religioso, arquitectónico, histórico...


Pero les miento, no fue nuestra primer parada. Nos dirigimos a un pequeño pueblo gallego, el que nombraban siempre mis abuelos, y donde me anoté cuando tomé la nacionalidad. Yo nací en Viana do Bolo, además de Buenos Aires.

Fue muy emocionante conocerlo, ver la ferretería donde iba mi abuelo, la fuente de la "plaza", las calles y la gente del pueblo. Pero teníamos que seguir nuestro camino.



Llegamos a Santiago de Compostela. Una ciudad con un toque de magia. No es París, no es Londres, pero tiene lo suyo.

Es una ciudad muuuuyyy vieja, quedaría mejor decir antigua. Las calles parecen complicadas, hacen sus vueltas, hay pasajes donde entra una sola persona. Pero es todo lo contrario, acá vale la pena perderse. Caminar despacio y disfrutar.

La pueden recorrer completa en un día entero (o uno y medio). Lo más interesante es la parte antigua, que está cerrada al tránsito (tener en cuenta el dato por el alojamiento). Para no perderse nada de lo que ofrecen van a la oficina de turismo y piden un mapa. Después pueden volver a perderse.



Conocí Santiago cuando vi la peli El Camino, con Martin Sheen, entendí un poco del tema y los peregrinos. No soy una persona creyente, pero me atrajo la aventura que emprende el personaje.
Y el hecho de ver a los peregrinos llegar caminando a la ciudad, los bastones, la mochila a cuestas, con cara de cansancio, mejillas enrojecidas por el sol, y ojos de ver la meta, fue absolutamente inspirador.
Como el momento que uno comprende que está vivo.

El famoso símbolo que representa al peregrino, la vieira.




Por supuesto la Catedral del Obradoiro es lo principal para visitar. Es imponente, la cantidad de detalles es importante, pero lo que más me gustó es el aspecto de la fachada, con su falta de mantenimiento, y plantas que le crecen por todos lados.


Casi se puede ver la mano donde todos los peregrinos cuando ingresan apoyan (o solían hacer porque ahora está en mantenimiento) sus manos para decir llegue.


Caminando por los alrededores de la catedral van a escuchar a los gaiteros bajo las arcadas, para acompañar la magia de la ciudad.

Pero basta de edificios, a lo mejor, la comidaaaa.... Y acá agárrense un pan al menos. Lo que viene da hambre.

Se empieza desayunando. La ciudad tiene sus cuestas, así que mientras van caminando, eligen un bar y se sientan a la mesa (o puede que tengan que pedir en la barra, no todos tienen servicio de camarero). Tienen dos recomendaciones: chocolate con churros o croissant a la plancha.


Nada más rico y simple que una medialuna cortada al medio, tostada con un poco de manteca, y servida con mermelada y más manteca. La gloria hecha desayuno. Todavía no lo pude hacer en casa, pero le tengo muchas ganas.

El centro es muy chico, y no necesitan que les diga calles importantes, es recorrer y encuentran todo. Negocios de souvenir, chucherías, con música de gaitas.
Pero el que vale la pena pegarse como mosca es el de los productos típicos, y si es el único lugar de Galicia donde van a estar, compren acá, después no se consigue. Créanme.

Vinho galego, dulces típicos... 


Vieiras, mejillones, las angulas (el alevín de anguila... yo paso), el queso tetilla super típico y las sardinas. 

El famoso orujo: solo, con hierbas, cremoso (el que más me gustó, más suave no golpea tanto, no soy de tomar aguardientes...)


Negocios que venden la famosa Tarta de Santiago hay muchos. Es básicamente una tarta con relleno de almendra. Recibe el nombre sólo por prepararse en la ciudad, y sólo se puede llamar "de sSantiago" si se fabrica all. El DOC que le dicen. Dicen que la mejor es la de Pastelería Mora, que es muy antigua.


Yo no la probé ahí, sino en un café antiguo. No estuvo mal, pero no me enloqueció.

En Mora hay pastelería y chocolates, además de una cafetería (otro autoservice...).
Esta porción, si mal no recuerdo, era con algo de Nutella... mala memoria

Chocolate con frambuesa disecada... delicioso


Otro que llama la atención (o al menos la mía) es Chocolat Factory. Chocolate a rolete. Con lindo diseño, y ricas cosas, un tanto caro. Lo pueden encontrar en otra ciudades de España.


Chocolate al peso: con frutos secos (muy rico), con picante y con avellanas que no paso del día.

Mientras caminan y pispean las vidriera, se pueden encontrar una así, para babearse mientras leen el manifiesto de la panadería.




¿Por qué no se puede tener una panadería así por acá?

Dejé para casi lo último, lo más jugoso, la cena. Acá se vienen las tapas.
La mayoría de los restaurantes está en la calle Franco. Van caminando y va a encontrar los bichitos de abajo expuestos antes de ser elegidos por un comensal.

Centollo

 Bogavante

 El pulpo ya cocido

El ibérico... baba

 El pulpo con pimentón picante y oliva

Sardinas, queso y papas bravas (atrás)

Creo que esto era sobrasada


  Un lugar para recomendar es este, La Taberna del Obispo
Excelente trato, precio razonable y comida deliciosa

Siempre, pan con tomate y un toque de oliva

Pimientos de piquillo rellenos (atún generalmente). Si los pimientos comunes les caen mal, prueben estos, no van a necesitar digestivos.

Un revuelto de papas fritas, huevos y panceta... ¡bomba!

Un embutido con pimientos de Padrón (pueden picar o no, es una lotería) 

 Queso brie rebozado con almendras, con salsa de frutos rojos. Un lujo de rico

Pollo (con salsa de algún tipo) 


Mi postre, el que tiene el nombre de la casa. Una crema quemada con otra crema diferente abajo y una base... ¡¿Por favor, cómo es que no me anoté que tenía?!

Si caminan hacia el lado derecho de la ciudad, por la Rua das Ameas, van a llegar al mercado. Y deberían ir a una hora determinada, cerca del mediodía. 



Cuando entran van a ver a este hombre. Seguramente con gente alrededor que espera por su plato de pulpo. El auténtico pulpo a feira, el pulpo de la feria. Bien, pero bien, gallego.
Elijen el tamaño de plato, lo saca del agua, se escurre un poco y lo trocea sobre el plato. Lo rocian con aceite de oliva y preguntan con pimentón picante o no.




Cuando tienen el plato, van en busca de un lugar donde acodarse, una barra o mesa, para pedir el acompañamiento, un rico vino. Verdejo blanco para mí, fresquito, para poder seguir recorriendo.

Si las patas todavía dan un poco más, hay que cruzarse al mirador y contemplar la ciudad vieja desde lo alto. Quedará una imagen mental de esta vista y todo lo recorrido/comido en el cerebro, la panza y el corazón.
Un poco cursi, pero cierto.



28 comentarios :

  1. Cuántas y qué lindas fotos, Juli! Una emoción ir al pueblo de tus orígenes; cuando fui al de mi mamá y me dijo: esa ventana era mi habitación, ese garage era el establo, a esa escuelita iba yo... una emoción total! Las dos llorando, jaja.
    Precioso todo, y esas TAPAS por dior! Me dio impresión lo de las centollas y la langosta ahí vivas, pero imagino que si te gustan debe ser un sueño. El brie rebozado... mmhhh...

    Sabés que el camino de Santiago pasa por Tübingen? Algún día le saco la foto al cartelito con la vieira. Hay muchos caminos que van para Santiago por Europa, y los peregrinos eligen desde dónde salir según sus ganas de caminar ;) Una prima italiana lo hizo con el marido de viaje de bodas porque son muuuuy religiosos y quería "encomendar" el matrimonio a Dios (pariente lejana, aclaro), y otra viajó con amigos a la frontera con Portugal e hizo un camino tomándolo como vacaciones de hiking. Parece que los paisajes y pueblitos que recorre son muy lindos, y por el tema de los peregrinos hay albergues por todos lados.

    Veo todas esas comidas y me quiero ir a España!! Espero ansiosa el resto de la vuelta caracol ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno poder ver donde nacio tu mamá! Me las imagino llorando. Es una hermosa experiencia :)
      No se si a todos le gustará ver al bicho vivo... a mi no me molesta para nada, me pondría a jugar como con el Sr Tenazas

      Llega hasta Alemania?! Wow, no había visto esa ruta. Me hiciste reír con lo de pariente lejana! Yo tengo unos así (cercanos)... Debe ser muy lindo hacer el viaje, los pueblos, la gente, me coparía en algún momento hacerlo, pero me falta tanto por recorrer...

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Qué viaje delicioso!! :D

    Me encantó! Hace unos cuantos años visité Santiago de Compostela pero por el día y lo disfruté mucho, tuve la suerte de un día con mucho sol como vos. Recuerdo una fuenta que tenía la cara del Quijote si mal no recuerdo y la broma que suelen hacer es que te piden que mires para abajo para ver sus pies y cuando lo hacés, te hunden la cabeza en el agua!! :D

    Pero yo zafé! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que malos! No ví la fuente, por suerte! La ciudad es un poco oscura, así que conocerla en un día lindo, es lo mejor, pero es lo que te toca :) Y sino hay que darle a unos churros y listo!

      Eliminar
  3. Ver esta comida a esta hora es inhumano. Ojalá algún día tenga la posibilidad de recorrer toda España, me encantaría. No te olvides de pasarme la receta de la salsa de papas bravas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paulis, te pasé la receta. La mando al mail.
      Yo avisé! :P

      Eliminar
  4. Hermoso recorrido. Santiago de C. está en mi lista (que es interminable).
    Yo vi partes del camino en Francia, sobre todo la via tolosana (que pasa por Toulouse) y en Italia, con peregrinos y todo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas algún día, no esta tan lejos de Madrid. Gracias Ana!!!

      Eliminar
  5. Que lindo Juli, amo estos posts!!! :D Y me dio un hambre con solo ver! hahaha
    Tenes familia aun alli?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que mal lo mio!!! En Galicia no tengo familia, en otras partes de España sí, el tio de mi mama, los primos y mis primos segundos que pude conocer a la mayoría :)

      Eliminar
  6. Mis padres viajan pronto y paran allí para ir a dos pueblitos cercanos donde nacieron y nunca habian vuelto. Ya les paso toda la info! Y que me traigan choco con frambuesas! Ojalá tu vuelta coincida en algún otro punto asi anoto (como hice con Madrid). Más allá de mis orígenes, España es de lo que más quisiera conocer de Europa...algún día será!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lau para que otro lugar van tu padres? Falta Barcelona y Granada. Que bueno que les sirva la info. España es muy linda y la gente también, cosa que lo hace mucho más agradable. Y si tus orígenes son de ahí, lo hace especial.
      Si necesitas más info, alojamiento ahí te puedo recomendar. Besosss

      Eliminar
  7. No sabés como disfruté esta recorrida! Conoci Santiago en mi viaje de semi-mochilera (digo semi porque hacia recorridos varios con base en Madrid en lo de un tío!). Es una ciudad especial... y juro que a pesar del esfuerzo, me daban un poquito de envidia los peregrinos que llegaban caminando o en bici! yo llegué en tren desde León... pero igual me encantó!
    Agua la boca con esas tapas y el pulpo a la gallega! que ricoooooo! que visitamos la próxima?! un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que coincidamos que es especial la ciudad. Yo mucho no los envidié, llegamos en una hermosa camioneta, así que peor lo mio :D Que bueno poder quedarte en un lugar e ir recorriendo la zona cercana o lejana, sabes que tenes a alguien que te rescate
      Ese pulpo me dejo un hermoso recuerdo :)
      Next, Barcelona!
      Besotes!

      Eliminar
  8. Menos mal que antes de leer el post me tomé un chocolate...
    Fa bu lo so. Todo rico, bonito, emocionante, interesante.
    Esos panes, por favor.
    Y las fotos, sobre todo la última, buenísimas.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, con chocolate, era que había que leer sobre Galicia. Gracias Aline, me alegro que te haya gustado el recorrido!

      Eliminar
  9. Hermosa ciudad! Me encantaron las fotos, Juli! Morí con esas medialunas tostadas... lo que debe ser eso!!!
    Como siempre, muy muy lindo paseo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Euge! Esas medialunasssss!!! pfff, son lo mas :)

      Eliminar
  10. Hermosísimo, Juli. Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Tantos lugares lindos Juli, y la comida! Me hubiera traido kilos de chocolate al peso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comida, bebida, chocolates, spreads.... demasiadas cosas!!! Que daría por una valija llena de esas cosas :)

      Eliminar
  12. Ay Juli qué lindo!!! Amo Santiago, amo Galicia, la tierra de mi abuelo. Morriñas...
    Sus calles, el olor de la ciudad vieja, el botafumeiro de la catedral, disfruté mucho Santiago, como todo lo que recorrí, para mí fue muy fuerte conocer Galicia (sobre todo Ferrol, en mi caso particular)
    Según me contaron, donde los peregrinos apoyan la mano al llegar, tenés que pedir volver
    Gracias por compartir esta etapa de tu viaje :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo Gaby, es hermoso Santiago. Lo mejor es cuando no tenes muchas expectativas. Y viene algo que te sorprende. Galicia, lo poco que pude recorrer es muy linda, muy verde.
      Besosss

      Eliminar
  13. gracias por describir mi tierra como lo has hecho, no creo que ningún paisano mio español haya hecho un registro tan exquisito, y lleno de dulzura, de amor y de sopresas como el tuyo, Santiago es amor por todo por la comida, por sus gentes, sus pueblos, pero si puedes tambien debes visitar Asturias, Barcelona, Madrid...tu vendrias para acá, y yo amaria visitar Argentina, si no fuera porque desde hace unos años me es imposible viajar en avión, realmente Argentina y España, o España y Argentina deberian estar unidas por un hilo invisible y tirar para poder cruzar en un minuto, porque son tan parecidas, sus gente son tan parecidas, sus sentimientos estan tan hermanados, que parecemos una misma piel. Te felicito por eso me registro en tu blog y no perderme tus aventuras divinas de una españolita argentina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho haber retratado bien tu tierra. Amé Santiago y lo poco que pude conocer de Galicia. Ojalá pueda volver algún día y conocer un poco más.
      Después de Santiago seguimos de viaje por Barcelona y Granada, espero poder escribir sobre ellas pronto.
      Es totalmente cierto que España y Argentina estan unidas, todavía quedan muchos mayores que conservan el acento (mi abuela nunca lo perdió). Lo que le pasa a España es muy sentido por nosotros, por la cercanía de muchos, parientes, historias compartidas, que nos acercan mucho más.
      Gracias nuevamente!!!

      Eliminar