Unas vacaciones en Villa General Belgrano y La cumbrecita

Pasamos unos días de vacaciones en Villa General Belgrano, un pueblo tranquilo al pie de las sierrras cordobesas, calles de tierra y asfalto, casas estilo alemán, gente muy amable, despertándonos con vista a la sierra y el sonido de los pájaros.

Hay muchas historias sobre los habitantes de la villa, pero la única que puedo contar es sobre la gente que me crucé, son muy amables, cálidos y saben que viven del turismo, por esto quiero decir, que muchos aman lo que hacen y otros no parecen.






Nos cruzamos con un fabricante de cerveza, por cierto muy rica, Waffe Bier que se notaba que ama hacer cerveza de manera artesanal. Nos explicó muchas cosas, nos mostró parte del proceso y nos volvimos con una caja llena de las variedades que realiza.



Los dueños de la posada Shemak, donde nos quedamos, fueron siempre muy atentos y la recomendaría a quien quiera pasar unos días allí.
Los comentarios negativos que tengo sobre algunos comerciantes me los voy a olvidar, no porque haya sido muy mala experiencia, sino porque en vacaciones uno quiere pasarla bien y mantener ese recuerdo.

Las fotos son de La cumbrecita, hermoso lugar, en medio de las sierras, el bosque, ceca de cascadas y pozos naturales, con muchos recorridos para hacer y oler la naturaleza. No dejé de saltar sobre las piedras, me convertí en una especie de duende.


En los últimos días descubrimos LA PANADERÍA, en mayúsculas, porque todo lo que pudimos probar fue excelente. La panadería se llama Risen Rein (gracias Aline por el comentario!) y está en el centro del pueblo. Son panaderos de muchos años y realizan panes increíbles, en horno a leña, con granos, de real salvado de trigo.



Lo que más nos gustó fue la torta negra, nosotros la conocemos como torta galesa, húmeda, muy aromática, con buenas frutas desecadas, y las mejores galletas, de las que me enamoré e intenté no devorar al primer momento, las Pfeffer Kuchen, con sabor a miel, especias, almendras, muy suaves y dulces. Galletas increíbles, que decidí hacer cuando volviera a casa.
La receta va en el próximo post, así las pueden hacer y probar.

Saludos!

4 comentarios :

  1. Esperá...¿Risen o Rein? Porque nosotros fuimos a esta última (también en el Centro) y probamos el pan negro, el strudel y unos rolls de manzana DELICIOSOS. Creo que estamos hablando de la misma panadería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm, según me acuerdo es Risen, frente a la plaza central, la redonda. Debe ser la misma. Riquísimo todo. Espero volver y probar más. Gracias por tus comentarios y que te guste el blog :)

      Eliminar
  2. Esa panaderia es excelente.Creo que es la mas antigua del lugar, en tanto que Rissen esta mas centrica. Te pido me comentes la mala experiencia en Cumbrecita, asi ando con cuidado.Te recomiendo para alojamiento Candy Hotel, frente a la YPF, sobre la ruta, donde Griselda y Oscar te van a atender con mucha calidez.Son super amables. Deciles que vas de parte de Claudio, de Mar de las Pampas.Este año voy a las cabañas De la Compañia, en Cumbrecita.Despues te cuento. Muy lindo tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Claudio! Gracias por tu comentario! Todo lo que probé de la panadería me encantó. Este año pudimos volver y probamos muchas más cosas.
      El estacionamiento en la Cumbrecita sale $40!!! Sin importar si uno se queda 15´ o todo el día...

      Gracias por toda la data!
      Saludos!!!

      Eliminar